¿Cómo llevar tus finanzas personales a otro nivel?

Finanzas personales con Reental

Las finanzas personales pueden parecer algo que está al alcance de muy pocos, pero lo cierto es que está a manos de todo el mundo, sobre todo cuando se cuenta con herramientas tan sencillas como el 50 30 20. Acompáñanos a conocer esta regla clave de las finanzas personales.

Estamos seguros que alguna vez has intentado tomar riendas de tus finanzas personales y al final lo has ido abandonando poco a poco sin éxito ¿cierto? No te preocupes, la realidad es que esto nos ha ocurrido a todos en algún momento, y aunque se trata de un hábito muy importante para tu economía, lo cierto es que no necesitas complicarte demasiado, ni tampoco dedicarle demasiado tiempo.

¿Qué es la regla 50 30 20?

En este escenario es justo donde entra la regla del 50/30/20. Esta regla está constituida por un método muy eficaz y sencillo que te ayuda a determinar la cantidad monetaria que debes destinar a los gastos vitales de cada mes y al ahorro. De esta manera serás capaz de despedirte de malgastar y podrás generar unas finanzas personales sólidas sin la necesidad de controlar todas tus transacciones.

Esta regla consiste en dividir los ingresos mensuales netos en tres categorías de gasto distintas:

  • 50% para tus necesidades.
  • 30% para tus caprichos.
  • 20% para tu ahorro.

Si logras equilibrar tus gastos de forma consistente en estas tres áreas de gastos, serás mucho más consciente de tus hábitos de gastos y podrás despedirte del derroche. Esta regla te evita destinar tu tiempo a medir todo lo que gastas, ya que solo deberás fijarte en estas tres categorías distintas. Si te ciñes a la regla 50 30 20, te resultará más sencillo mejorar tus finanzas personales y poner rumbo hacia tu objetivo financiero.

¿Cómo funciona la regla 50 30 20?

La regla 50 30 20 facilita la administración financiera distribuyendo tus ingresos netos en tres categorías de gasto: necesidades, caprichos y ahorro.

Cuando sepas exactamente cuánto debes gastar en cada categoría, te resultará más fácil ceñirte a tu presupuesto y controlar tus gastos. Así es tu presupuesto cuando utilizas la regla 50 30 20:

50% dedicado a tus necesidades

Esta categoría es muy sencilla de comprender, las llamadas "necesidades" son aquellos gastos que no se pueden evitar, es decir, todos esos productos o servicios de los que no puedes prescindir. En este aspecto, deberías poder cubrir estos gastos con el 50% de tus ingresos netos.

Algunos de los gastos que se incluyen en este área serían:

  • Facturas
  • Alimentación
  • Alquiler
  • Seguros
  • Transporte
En el caso de que estos gastos superen el 50% de tus ingresos netos lo más recomendable para tus finanzas personales sería hacer un pequeño reajuste, como cambiar de proveedor de luz, de seguro del coche, etc.

30% dedicado a tus caprichos

Una vez tus necesidades básicas económicas estén cubiertas, podrás destinar el 30% de tus ingresos netos a tus caprichos. Dentro de la categoría de caprichos encontraríamos los gastos en los que puedes decidir si gastar dinero o no, lo que los convierte en prescindibles. Estos gastos incluyen:

  • Comer fuera
  • Vacaciones
  • Suscripciones (Netflix, Disney +, HBO)
  • Ropa (la que no sea necesaria)

En el caso de que este tipo de gasto superase el 30% de tus ingresos netos sería mucho más sencillo hacer un ajuste que en la categoría anterior. Ya que de estos caprichos se pueden prescindir, podemos decidir realmente si destinamos parte de nuestro dinero en ellos o no. Parece sencillo, pero a veces puede suponer un gran paso para una persona derrochadora.

20% dedicado al ahorro

Ahora que ya has cubierto todos los gastos del mes puedes destinar el sobrante (20%) al ahorro, o no. ¿Y por qué no? Nosotros no te estamos invitando a que no ahorres y derroches, está claro, nosotros te animamos a que vayas un paso más allá todavía.

Invierte. Como vimos en otros post de este blog la inversión ya no es una opción, si no que supone una obligación para tus finanzas personales. Ahorrar tu dinero en el banco ya no es un escenario que se pueda barajar.

Existen numerosas vías de invertir, pero nosotros, como no podría ser de otra manera, te recomendamos invertir en Reental y nuestros inmuebles tokenizados. Porque invertir en Reental y nuestros inmuebles supone invertir en el sector inmobiliario de manera segura, y también rentable.

Toma rienda de tus finanzas personales para acercarte a tu objetivo financiero personal, tu economía y tu tranquilidad te lo agradecerán. Si tienes curiosidad por conocer Reental y cómo podemos ayudarte con tus finanzas personales no dudes en registrarte y descubrir todo lo que podemos ofrecerte.

Para no perderte ninguna de las oportunidades que presentamos, te recomendamos unirte a nuestro grupo de Discord o Telegram para conocer a los demás Reentels y a todo el equipo. Por supuesto te invitamos a echar un vistazo a nuestros artículos del blog para seguir informándote.

Bienvenido a la nueva manera de hacer finanzas, bienvenido a Reental.

Guía aprende a invertir