El poder del interés compuesto, conoce la reinversión de Reental.

Interés compuesto

Estamos seguros que alguna vez has escuchado hablar sobre el interés compuesto, o quizá te has preguntado alguna vez qué es. En este artículo te contamos qué es el interés compuesto y la aplicación en los inmuebles tokenizados de Reental.

Es probable que hayas escuchado sobre el interés compuesto al pedir un préstamo, o al abrir tu cuenta en el banco. Digamos que el interés es el precio del dinero, y solemos verlo en forma de porcentaje que se paga durante un período de tiempo.

El interés se puede usar tanto para conocer el coste real de un crédito o para conocer la rentabilidad de una inversión.

¿Qué es el interés compuesto?

El interés compuesto consiste en acumular rendimientos sobre rendimientos previos, por lo que es el aliado perfecto para generar riqueza a largo plazo. El interés se suma al capital inicial invertido, sobre el cual posteriormente se generarán nuevos intereses. Gracias a esta herramienta financiera, el dinero tiene un efecto multiplicador. El capital aumenta al final de cada período al que se le aplica interés, de manera que el siguiente interés se fijará sobre un mayor capital, y así sucesivamente.

A la hora de invertir el interés compuesto es, sin lugar a dudas, el mayor de los aliados para el inversor. Veámos cuáles son algunas de las principales características del interés compuesto.

Características del interés compuesto

Además de su propio nombre, hay algunos aspectos clave que diferencian al interés compuesto del interés simple, el cual supone qu elos intereses que obtenemos no se reinvierten más adelante.

  • El capital inicial creac tras cada período de tiempo ya que se suman los intereses.
  • La tasa de interés se aplica sobre un capital que es dinámico (va cambiando).
  • Los intereses aumentan en cada período debido a la reinversión de los intereses previos.

Sabemos que a veces las definiciones pueden ser un tanto confusas, así que explicaremos el interés compuesto y todos sus beneficios a través de un ejemplo práctico.

Ejemplo del interés compuesto: Reinversión de inmuebles tokenizados

Como no podría ser de otra manera nuestro ejemplo va a ir relacionado con los inmuebles tokenizados de Reental , los rendimientos que estos generan y la nueva funcionalidad de la web, la reinversión de rendimientos.

Supongamos que eres un inversor con 10 tokens de un inmueble (1.000€), el cuál te genera un 10% de rentabilidad anual, no está nada mal ¿cierto? Esta rentabilidad implica que tras finalizar el primer período el inmueble tokenizado te habrá generado 100€, los cuales decides reinvertir a través de la reinversión de rendimientos.

Ahora pasarías a tener 1.100€, los cuales, con la misma rentabilidad del período anterior, te generarían un total de 1.210€ al finalizar el período. Lo que significa que habrás ganado más durante el segundo año beneficiandote así del interés compuesto. Esto se debe a que las rentabilidades se van multiplicando.

Supongamos que a los 10 años decides retirar el dinero que habías depositado en la cuenta, que habían sido 1.000 euros. Durante ese tiempo el dinero habrá crecido hasta los 2.594 euros. ¡Tendrás más del doble del dinero que ingresaste al principio en esa cuenta!

Al contrario, quien optase por no reinvertir los intereses —es decir, retirarlos de la inversión cada año—, al cabo de los 10 años tendrá 2.000 euros, casi 600 euros menos que con un interés compuesto.

La siguiente gráfica muestra los beneficios de tu inversión en inmuebles tokenizados, con y sin reinversión de rendimientos.

Calculo de interés compuesto


Después de ver el ejemplo, vamos a desgranar cada uno de los ingredientes de la formula para calcular el interés compuesto:

  • Capital inicial, que llamaremos C0
  • La tasa de interés anual, que llamaremos Ti
  • El periodo de tiempo que dura la inversión (^t)

Es así como obtenemos la fórmula de nuestra calculadora de interés compuesto:

Capital final = C0 x (1+Ti) ^t

Utilizamos los datos del ejemplo a la fórmula (1.000 euros iniciales con una rentabilidad del 10%), para el primer año de inversión:

Capital final = 1000 x (1+0,1/1) ^1= 1.100 euros

Siguiendo la lógica con la que funciona el interés compuesto (acumular intereses sobre intereses anteriores) el segundo año se calcula con los 1.100 euros acumulados al final del año 1 (la inversión inicial más los beneficios).

Capital final = 1100 x (1+0,1/1) ^1= 1.210 euros

A comienzos del tercer año tu capital ya sería de 1.210 euros. Y si quieres saber en un solo cálculo cuánto dinero consigues con el interés compuesto en nuestro ejemplo, pondremos el capital inicial (1.000 euros) y la t de tiempo será de 10 años:

Capital final = 1000 x (1+0,1/1) ^10= 2.593,7 euros

A continuación, puedes ver el resultado de aplicar la fórmula del interés compuesto al ejemplo-caso anterior en periodos de tiempo más amplios (15, 20 y 25 años) con el interés compuesto. Y podrás compararlo con los rendimientos generados con el interés simple. Recuerda: en el año 0 partimos con 1.000 euros.

El interés compuesto es el mejor aliado para el largo plazo, no solo para los inverosres particulares, también para las empresas. 

Teniendo en cuenta esta poderosa herramienta financiera, ¿No te dan ganas de probarla? Te invitamos a que reinviertas los rendimientos recibidos por la tokenización inmobiliaria y te beneficies del interés compuesto, para así mejorar tus finanzas a largo plazo. 

Si tienes alguna pregunta no dudes en ponerte en contacto con nosotros a través de nuestros canales oficiales.

Para no perderte ninguna de las oportunidades que presentamos, te recomendamos unirte a nuestro grupo de Discord o Telegram para conocer a los demás Reentels y a todo el equipo. Por supuesto te invitamos a echar un vistazo a nuestros artículos del blog para seguir informándote.

Bienvenido a la nueva manera de hacer finanzas, bienvenido a Reental.

Guía aprende a invertir