La tokenización de activos como inversión refugio: qué es y para qué

1. INTRODUCCIÓN

Desde que se creó el concepto del dinero como unidad de cuenta, siempre se apoyó en los tres pilares del concepto:

  • Unidad de cuenta: como unidad de valor entre activos, materia en especie, o simplemente como factor simplificado de contabilidad.
  • Factor líquido: es decir, valor reconocido por todas las partes y fácil conversión a otro activo, o producto.
  • Valor refugio o ahorro: permitir la acumulación en un espacio temporal conservando su valor original.

Estos tres pilares, han ido sufriendo pequeños temblores motivados por circunstancias internacionales, que han originado preguntas con no fácil respuesta:

¿Si el cash (dinero monetario), pierde valor para una mayoría, deja de ser dinero?

¿Cómo vencer a la inflación y garantizar así cualquier ahorro?

¿Los bancos que estrategia a largo plazo proponen para evitar la caída del valor del dinero? ¿Porque reclaman la impresión de más dinero, si va en contra de los intereses de sus clientes?

2. LA INVERSIÓN NI SE CREA NI SE DESTRUYE, SE TRANSFORMA

Sí tomamos cómo referencia la demanda agregada, podemos observar cómo el ahorro de las familias y la inversión por parte de las empresas, deja vacíos de nomenclatura, como la inversión de las familias o el ahorro de las empresas.

Ambas, tienen el objetivo de mantener como mínimo el valor de lo generado hoy, al menos en un corto plazo de tiempo, pero con mucho más sentido, a largo plazo.

Es evidente que en España, está muy difundida la inversión inmobiliario, percibiendo dicha inversión como valor refugio e incluso como activo que no solo acumula valor sino que correctamente gestionado ocasiona renta anual.

Este boom en inversión dio lugar durante muchos años a un gran movimiento en el sector de la construcción, siendo uno de los motores de la economía nacional e incluso foco de inversores internacionales.

Desde el sector bancario se apostó por una bajada de los tipos de interés (desde 1.994 se origino el cambio de la curva de los tipos de interés), creando un cambio de mentalidad en las inversiones e incentivando a las inversiones largo placistas (cambio de fiscalidad en 2003 y 2007).

grafica del tipo de interes en españa desde 1982 a 2007

En el gráfico 1, podemos ver el cambio de curva en 1994, que dio paso a la entrada de capital extranjero posteriormente. Poniendo el foco en inversiones más a largo plazo.

Esta tendencia favorable, rubricó en 2007-2009, una estampida de las inversiones en bolsa, en detrimento de inversiones en activos inmobiliarios, bien en compras sobre plano para especular con la revalorización en el momento de la entrega de llaves, o bien más a largo plazo. Era un momento muy dulce, todo se compraba, todo se vendía, los precios crecían, y todo era sujeto a financiación bancaria. Pero….

…. Toda inversión no acotada en tiempo, es un gasto vacío. Y todo ahorro sin uso es una inversión negativa.

grafica con las variaciones de precios por metro cuadrado en españa desde 1986 a 2019

La inversión inmobiliaria es una estrategia a largo plazo, que en función del perfil del inversor, debe ir acompañada de una estrategia a medio y corto plazo. Disponer de una segunda y tercera vivienda, puede ser insostenible en muchos casos y provocar la quiebra personal en otros cuantos más.

El riesgo mayor asociado a invertir en activos inmobiliarios es que debe dejar retenido un elevado capital inicial frente a un bajo rendimiento puntual en caso de re-venta o anual en caso de alquiler.

Se hicieron famosas frases como, “Has hipotecado tu vida laboral”, “Me he casado con el banco” , y otras tantas.

grafica de la tasa de esfuerzo (precio vivienda / renta por hogar) desde 1999 a 2018

Viendo la gráfica anterior, aceptamos el hecho de dedicar al menos 1/3 de nuestro sueldo a pagar una vivienda. Dando por hecho que la vivienda seguiría subiendo sin perder valor, y que además nuestro trabajo sería por mucho tiempo la fuente principal de ingresos o ahorro.

Podemos además, ver cómo se comportó una inversión en activo inmobiliario frente a la inversión en el bono español. (Siempre entendiendo la compra de una vivienda como elemento de inversión no como de primera necesidad).

grafico comparando la rentabilidad del bono español frente a la vivienda en alquiler

En el gráfico anterior, observamos como la referencia del 3,8% a 10 años, es la referencia de inversión a tomar en cuenta. Valores que son muy fácil superables a través de una propuesta de valor centrada en la tokenización.

En el siguiente post, entraré en más detalles sobre las posibilidades y oportunidades de éste mercado, del punto actual, y de cómo la tokenización apalanca la oportunidad tradicional a unas nuevas exigencias de inversores y usuarios.

 

Nueva llamada a la acción