¿Qué riesgos reduzco comprando tokens de una vivienda?

No pretendemos alarmarte, pero...., ¿Sabes cuántos riesgos reduces si en vez de comprar una vivienda, adquieres tokens que lo representan?

Aquí te resumimos todos los dolores de cabeza que te quitas:

  1. El riesgo de pagar de más o vender por menos. Es muy importante predecir si la vivienda ganará valor o no, e incluso prever si habrá factores externos que puedan influir. Nosotros nos dedicamos a hacer estos análisis e incluso a comprar oportunidades por debajo de mercado.
  2. El riesgo de desahucio. Perder una vivienda ya no es un hecho tan poco común en el mercado inmobiliario, y menos en España. De hecho, se calcula que desde el comienzo de la crisis se han llevado a cabo 350.000 ejecuciones hipotecarias en España.
  3. El riesgo de extralimitarse. Adquirir el compromiso de asumir un préstamo hipotecario que esté más allá de la capacidad económica del cliente puede ser un error común. A la hora de firmar una hipoteca debemos tener futuros gastos extras en cuenta: como el dinero que se dedica ahorrar o a invertir, la educación académica de los hijos o los costes de mantener y reforma la casa para su habitabilidad. Por eso, en la medida de lo posible se recomienda que el propietario lleve él mismo las cuentas de los ingresos y los costes de la casa. Es una irresponsabilidad contratar una hipoteca si no tenemos la certeza de que podremos afrontar ese gasto hasta el final.
  4. El riesgo de comprar una casa defectuosa. Los primeros propietarios son los que más miedo le tienen a este posible problema, y la verdad es que es fácil de evitar. Simplemente, con realizar inspecciones previas en la vivienda se evitará comprar un inmueble con defectos ruinosos, taras o probabilidad de plagas.
  5. El riesgo de perder la fianza. En muchas ocasiones, el comprador puede dar una señal antes de comprar un piso. No obstante, las condiciones de la devolución de la misma deben estar retratadas en el contrato de compraventa. Si el comprador finalmente decide echarse para atrás con esta adquisición, debe asegurarse de que sea en el periodo correspondiente de reflexión antes de firmar el contrato hipotecario. De lo contrario, este dinero se perderá.
  6. El riesgo de contratar un mal préstamo hipotecario. El desconocimiento y las "intríngulis" del mundo de las finanzas y de las hipotecas causa pavor a muchas personas, sobre todo por cláusulas abusivas que hemos vivido durante los últimos años. Lo que hace que sea un mal préstamo es diferente según cada persona y sus circunstancias. Para ello, siempre se recomienda recurrir a los conocimientos de los expertos en estos temas, y si puede ser, que no tengan relación con los bancos prestadores. Entendiendo cada una de las cláusulas del contrato , revisando los puntos débiles del mismo, y teniendo en cuenta los gastos extra, el contratante sabrá exactamente qué compromiso está adquiriendo.
  7. El riesgo de ser engañado. ¿Cómo sé que no me están engañando? Un comprador puede pensar que muchos de los que median en la compra de una vivienda le pueden engañar (el vendedor, el agente inmobiliario, el banco, el tasador, etc.). Es mucho menos común encontrarse con engaños de estos profesionales que caer en el error de no leerse y comprender cada una de las condiciones de la hipoteca. La reputación laboral y la credibilidad de cada uno de estos agentes implicados en la transacción es vital para que desarrollen su negocio y vivan de él. Igualmente, tampoco hay que confiar al 100% en los consejos de una sola persona. Esto se arregla recurriendo a inspecciones y consultas independientes.

Por todas estas razones comprar tokens en vez de una vivienda pensamos que es más seguro, más rentable y que en definitiva te producirá menos dolores de cabeza.

¡Bienvenido a la comunidad Reental!

Nueva llamada a la acción