¿Cómo es el proceso de compra de un inmueble?

Inmuebles tokenizados en Reental

En España siempre hemos sido muy amantes del "ladrillo", y estamos muy acostumbrados a escuchar historias de amigos o familiares sobre la compra y/o venta de algún inmueble ¿Pero realmente sabemos qué procesos hay detrás de la compra de un inmueble? Precisamente en este artículo vamos a desglosar los distintos pasos en la compra de una propiedad, así como algunos aspectos a tener en cuenta.

Primero de todo deberemos buscar un inmueble en una zona que nos interese, esto puede cambiar dependiendo de la explotación a realizar del inmueble, es decir, ya sea para obtener una rentabilidad por su alquiler o venta, o si se desea residir en la vivienda. Lógicamente, una vez encontrada la zona deseada deberemos buscar un inmueble que se ajuste a nuestras características, tales como, número de habitaciones, baños, tipo de cocina, distribución de la casa, diseño interior y exterior, vistas, y por supuesto, precio de compra. Sabemos que encontrar un inmueble que cumpla con todos los requisitos puede ser una tarea hercúlea, pero ahí reside un poco la magia del asunto. ¿No crees? Por cierto, ten en cuenta que siempre puedes acudir a un profesional, como los personal shoppers para ayudarte en este proceso.

Pongamos el idílico caso de que has encontrado el inmueble perfecto, antes de comprarlo deberías hacer algo de análisis previo. Principalmente deberás revisar la propiedad, revisando su registro, propietario, deudas pendientes, y también recomendamos charlar con algunos vecinos y pedir el acta de la última junta de vecinos, en ella podremos encontrar derramas pendientes u otros aspectos que afecten a la propiedad.

Imagínate que todo está en orden, menuda suerte, sigamos con el proceso. En el caso de querer formalizar tu intención de compra se firmará el denominado Contrato de Arras, el cual no es más que la manifestación, por parte del comprador y del vendedor, de la intención de que la compraventa se llegue a producir. Hay que tener en cuenta que este contrato implica un pago inicial, por lo que la inmueble quedaría reservado para ti.

Posteriormente se inicia uno de los procesos más tediosos de la compra de un inmueble, la hipoteca. Aunque claro, siempre cabe la posibilidad de comprar el inmueble sin financiación externa, pero en Reental creemos que el endeudamiento es bueno siempre y cuando se utilice bien. En este paso tendremos que reunir todos los documentos requeridos por el banco, firmarlos y recibir la aprobación de la hipoteca según las características financieras de cada uno. El banco en cuestión mandará a un tasador a la propiedad para tasarla, si coincide con el préstamo demandado la entidad financiera será informada de un estudio sobre la vivienda y la hipoteca será aceptada.

En el siguiente paso quedará certificada la transferencia de la propiedad ante notario. Ambas partes deberán proporcionar los documentos necesarios para formalizar el proceso, una vez todo esté correcto el contrato quedará firmado y autorizado ante notario. Finalmente, una vez se ha comprobado que los impuestos han sido pagados, se procede a la transferencia de la propiedad. Tras acudir al Registro de la Propiedad, el comprador pasa oficialmente a ser el dueño de la vivienda.

Impuestos.

A continuación se detallan algunos impuestos que afectan al proceso de compra de un inmueble.

ITP: El impuesto de transmisiones está directamente relacionado con la transferencia de la propiedad, la cuantía a pagar dependerá de la comunidad autónoma, pero oscila entre el 5% y 10%.

Impuesto de los Actos Jurídicos Documentados: Este impuesto es únicamente aplicable a viviendas. De nuevo, se sitúa entorno al 0.75% y el 1.5% dependiendo de la región. Suele pagarse con el ITP.

IBI: El famoso impuesto sobre bienes inmuebles se sitúa, normalmente, entre un 0.5% y 1.1% del valor catastral del inmueble.

Aspectos a tener en cuenta si buscamos obtener una rentabilidad por el inmueble.

Primero tendrás que encontrar un inmueble, que no solo sea atractivo o esté en una buena zona, premia más la rentabilidad que se le pueda sacar al activo. Para ello podemos fijarnos en inmuebles de características parecidas en la misma zona, para lograr fijar un precio de alquiler óptimo. Para evitar sustos, en tus cálculos ten en cuenta que puede haber un período en el que no haya inquilinos, ya sea por rotación o por no encotrar uno adecuado.

No nos olvidemos tampoco de los gastos procedentes del activo, tales como el mantenimiento del inmueble, reforma si es necesaria, posibles derramas, comunidad, IBI, seguro del hogar, hipoteca en el caso de haber pedido un préstamo, etc. Es decir, cuando un inmueble ya es comprado no se acaban los problemas, por el contrario hay que prestarle mucho tiempo y atención.

Sabemos que todo esto puede sonar un tanto agobiante, y lo es, pues en Reental nos ocupamos diariamente de todos los procesos mencionados y el cuidado de cada uno de nuestros inmuebles tokenizados. Por lo que si quieres invertir en inmuebles, pero te quieres ahorrar todo el trabajo y tiempo que conlleva, pásate a la tokenización de inmuebles de Reental, donde adquieres tus tokens y no debes de preocuparte por nada. Cada mes recibirás tus dividendos y la plusvalía en el momento de la venta, sin necesidad de costes adicionales ni atención. Y por si fuera poco puedes hacer liquida tu inversión en cualquier momento gracias a los pools de liquidez, algo jamás visto en el sector inmobiliario tradicional.

Para no perderte ninguna de las oportunidades que presentamos, te recomendamos unirte a nuestro grupo de Telegram para conocer a los demás Reentels y a todo el equipo. Por supuesto te invitamos a echar un vistazo a nuestros artículos del blog para seguir informándote.

Bienvenido a la nueva manera de hacer finanzas, bienvenido a Reental.

Guía aprende a invertir